«Aguinaldos navideños»

Ciudad de México 

Por Leonardo Resendiz 

El tradicional aguinaldo navideño

No los confundamos con los aguinaldos que dan las empresas, estos son otra versión de ellos, son aguinaldos para niños y si, son deliciosos. 

Estos aguinaldos navideños por lo general se dan al final de cada posada o en el caso de los pueblos se dan cuando la misa del 24 de diciembre acaba y no solo se le da a los niños, estos aguinaldos son para todas las personas. 

Los aguinaldos se envuelven en en bolsas de celofán decoradas, estas bolsas le dan toda la alegría a los aguinaldos y lo que contienen dentro solo hace que este regalo navideño sea mejor, es como descubrir un tesoro escondido, pero en forma de dulces, galletas de animalito y fruta. Los aguinaldos de dulces son regalos que despiertan sonrisas y alegría en niños y adultos por igual.

Estos pequeños tesoros llenos de golosinas hacen que la magia de la Navidad sea aún más deliciosa y colorida. 

La combinación de dulces y frutas en estos aguinaldos es un reflejo de la riqueza culinaria y cultural de México. Los dulces, con sus sabores intensos y variados, traen consigo la tradición y la creatividad de la repostería mexicana, mientras que las frutas aportan frescura y vitalidad, simbolizando la generosidad y la abundancia.

Estas pequeñas bolsas de celofán llenas de comida son más que eso, son una muestra de tradición y generosidad, son un regalo que no solo compartes con las familia sino que también con extraños porque de eso tratan estas fechas decembrinas, de todas las personas como una sola, recordando que todos somos parte del mismo origen compartimos las mismas tradiciones y costumbres. 

En muchos hogares mexicanos, la elaboración de estos aguinaldos es una tradición en sí misma. Padres, abuelos y niños se reúnen para armar estos paquetes llenos de sabores que van desde lo clásico hasta lo más innovador en el mundo de los dulces. Pero también existen los aguinaldos tradicionales que contienen cañas, galletas, tejocotes, dulces de fresa y piña, paletas de reloj y demás dulces tradicionales. 

Los aguinaldos de dulce y fruta en la Navidad mexicana no solo son una combinación de sabores y texturas, sino un símbolo de tradición, generosidad y alegría compartida. Son regalos que traen consigo la esencia misma de la temporada navideña: la unión, la dulzura y el deseo de compartir momentos especiales con aquellos que más apreciamos.

Y ustedes godinez ¿regalan aguinaldos a los extraños?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
×